Madrid en 24 horas

  • Madrid_undia_1397223554.735.jpg

Si sólo tienes un día para conocer Madrid, aquí van algunos planes imprescindibles de mañana, tarde y noche. No trates de hacerlos todos, elige los que más te gustan y, sobre todo, disfrútalos. Madrid te va a gustar tanto que querrás volver.

PLANES DE MAÑANA

El Museo del Prado 

Para muchos el Museo del Prado es la mejor pinacoteca del mundo. Exhibe las antiguas colecciones reales con obras de artistas como Van der Weyden, El Bosco, Rubens, Fra Angélico, el Greco o Tiziano, entre otros. Pero por lo que el Prado sobresale respecto a cualquier otro museo del mundo es por conservar gran parte de la obra de Velázquez y de Goya, los grandes maestros de la Escuela Española. En una mañana puedes centrarte en uno de los artistas o hacer un recorrido por las 10 obras maestras del Museo del Prado

El Rastro 

Todos los domingos el Rastro, el mercado más castizo de Madrid, se extiende por la Ribera de Curtidores y las calles aledañas. Se dice que si aquello que buscas no lo encuentras en el Rastro es porque sencillamente no existe: todo tipo de ropa, discos de música, libros, gomas, llaves, sartenes, cuchillos, zapatos, sombreros, antigüedades...y objetos a los que a veces resulta complicado atribuir un uso. Y, unido a la visita al Rastro, es tradición tomarse un aperitivo en La Latina. El resto de días de la semana también abren las tiendas de la zona, donde abundan los anticuarios, las almonedas y las tiendas de muebles. 

El Retiro

El pulmón verde del centro urbano de Madrid es además un interesante conjunto cultural. Nació como jardín del desaparecido Palacio del Buen Retiro, mandado construir por el rey Felipe IV, y desde el siglo XIX, cuando abrió sus puertas a los madrileños, ha acogido varias muestras de arte e industria, para las que se construyeron preciosos pabellones de hierro y cristal que todavía pueden verse hoy. En El Retiro es posible hacer deporte, montar en barca, patinar, visitar alguna exposición de arte o tomar algo en alguna de sus terrazas en una atmósfera familiar y bohemia.

PLANES DE TARDE     

De la Plaza Mayor al Palacio Real 

Nunca te cansarás de pasear por Madrid, especialmente por el Madrid de los Austrias. En esta parte de la ciudad, entre la Plaza Mayor y la Plaza de Oriente, se conservan gran parte de los palacios y conventos del siglo XVII, cuando Madrid se convierte en sede de la corte de los Habsburgo. Un consejo, guarda durante un par de horas el mapa y déjate llevar. Atravesarás calles sinuosas en las que descubrirás alguna tasca, una iglesia barroca o un jardín secreto. En el recorrido te toparás con el Mercado de San Miguel, con el Palacio Real y con el Teatro Real.

De Atocha a Cuatro Torres Business Area  

Se conoce por Eje de la Castellana a la gran arteria de circulación que comienza en la Glorieta del Emperador Carlos V, sigue por los paseos del Prado, Recoletos y Castellana, hasta el Nudo Norte, detrás de las Cuatro Torres Business Area. A lo largo de estas avenidas se encuentran museos, ministerios, la Biblioteca Nacional, el Banco de España o el Estadio Santiago Bernabéu. Las fuentes de Neptuno, Cibeles y Colón o las esculturas del Museo de Arte Público son algunos de los monumentos que pueden verse a lo largo del recorrido. Como son varios kilómetros, te aconsejamos subir al Madrid City Tour (ruta 2) o un autobús público (por ejemplo el 27, que recorre todo el eje desde la Glorieta de Embajadores).

De Sol a Gran Vía

Además de los museos, iglesias, palacios o parques, las calles de Madrid tienen interés por sí mismas. Te proponemos un paseo por el corazón más vibrante de la ciudad. Puedes comenzar en La Puerta del Sol, donde se encuentra el kilómetro 0 de las carreteras radiales españolas. De aquí parte la calle de Preciados que, según el Libro Guinness de los récords, es la segunda más transitada del mundo. Y a continuación la Gran Vía, la gran avenida comercial del centro de la ciudad, repleta de tiendas, salas de fiesta, cafeterías, cines y teatros.

PLANES DE NOCHE    

De tapas por el Barrio de Las Letras 

Cuando cae el sol en Madrid todo está a punto de comenzar. Por la noche la ciudad renace. Un buen lugar para abrir el apetito es la Plaza de Santa Ana, en el Barrio de Las Letras, a pocos pasos de la Puerta del Sol y donde podrás poner en práctica el tapeo que consiste en ir de bar en bar, acompañando una caña o una copa de vino con una pequeña delicia gastronómica.

De marcha por Gran Vía, Malasaña y Chueca

A espaldas de la Gran Vía están los barrios “más canallas” de Madrid: Malasaña y Chueca acogen, desde finales de los 80, los bares, los pubs, las discotecas y las sesiones que han convertido a la noche madrileña en una de las más divertidas del mundo. Mientras los locales de Malasaña son frecuentados por aficionados a la música independiente, Chueca se caracteriza por ser el epicentro del colectivo LGTB.

Y si quieres descubrir el universo coctelero, hace ya más de 80 años que Perico Chicote abrió su local en la Gran Vía. Desde entonces el arte del combinado goza de gran popularidad en Madrid. El barman mezcla, agita y relaciona aromas, colores y sabores, en muchas ocasiones con una personalidad característica.

Déjate llevar por el incansable ambiente nocturno y sí, despídete de Madrid, porque están a punto de terminar las 24 horas. Esperamos verte de vuelta.  

IMPRESCINDIBLE

¡Los diez lugares que no te puedes perder en tu primera visita!

Todas las guías y folletos que facilitarán tu visita a nuestra ciudad y te permitirán disfrutar al máximo de la misma.

Publicidad

PRODUCTOS OFICIALES

Vistas panorámicas a 92 metros de altura

El bus turístico de Madrid

Tu tarjeta turística

Publicidad
Publicidad