Es tiempo de buñuelos

  • Buñuelos de viento de La Mallorquina. © Álvaro López del Cerro
    bunuelos_lamallorquina_alvarolopezdelcerro.jpg

Bloggin Madrid

Una de las pastelerías con más historia de Madrid, La Mallorquina, nos da sus receta para disfrutar del dulce con el que celebramos la llegada del mes de noviembre: los buñuelos de viento. Antes de darnos el capricho, repasamos su historia y tradición en la repostería madrileña. Por Silvia Roba

¿A qué huele Madrid en otoño? Seguramente muchos dirán que a castañas asadas, por la gran cantidad de puestos que empiezan a proliferar durante esta época en la ciudad. Pero, ¿y a qué sabe? Pues todo depende del día en el que miremos el calendario. La fiesta de Todos los Santos que se celebra el primer día del mes llega acompañada de uno de los productos estrella de la repostería madrileña. Hablamos de los buñuelos de viento, esa fritura dulce en forma de bola de pequeño tamaño, convertida en una irresistible tentación.

©Álvaro López del Cerro.

Harina, huevos y aceite son los principales ingredientes de esta fruta de sartén que puede que existiera ya en tiempos de griegos y romanos, que preparaban, con sus propios puños, una masa parecida. Pero, todo parece indicar que fueron los árabes quienes perfeccionaron la receta añadiendo a los ingredientes generosas cantidades de miel.

En España se conoce su existencia ya en el siglo XVI no como bocado exquisito sino como parte de la cocina de aprovechamiento de la que tenían que echar mano, con mucha imaginación, las familias humildes. Después, se popularizó en los puestos ambulantes que acudían a las ferias.

©Álvaro López del Cerro.

No en todas partes, dentro y fuera de nuestras fronteras, los buñuelos se comen en estas fechas. La tradición de degustarlos en torno al Día de Difuntos se inició en nuestros conventos, donde las monjas los elaboraban bajo un divino pretexto: por cada uno que te comes rescatas un alma del purgatorio. ¡En Madrid cumplimos! Hasta 300.000 kilos se venden estos días en las pastelerías de la región. Acompañados, en muchos casos, de finos huesos de santo, elaborados con mazapán.

©Álvaro López del Cerro.

A pesar de que el apellido “de viento” nos recuerde que el interior de los buñuelos no es otra cosa que una burbuja de aire, lo cierto es que es típico, y habitual, rellenarlos de casi cualquier cosa. En La Mallorquina (Puerta del Sol, 8, y Velázquez 39), una de las pastelerías centenarias de Madrid -fue inaugurada en 1894- en estos días cambian su tradicional olor a napolitana por el de estos pequeños antojos, recién hechos.

©Álvaro López del Cerro.

“Somos de los pocos sitios que seguimos haciendo los buñuelos en el propio día para que los clientes puedan disfrutar de un dulce suave y esponjoso”, nos comentan. Ofrecen ocho variedades. Entre los sabores más clásicos encontramos los de nata, crema, chocolate y café. Pero también los hay de cabello de ángel, fresa, batata y dulce de leche. Habrá que probarlos… aunque quien lo prefiera puede intentar hacerlos en casa porque, directa desde el obrador de La Mallorquina, nos llega, en exclusiva, su receta.

©Álvaro López del Cerro.

LA RECETA


Ingredientes:

  • 200 gr de mantequilla
  • 300 ml de agua
  • 20 ml de ron
  • 4 ml de azahar
  • 10 gr de limón
  • 10 gr de naranja
  • 200 gr de harina
  • 9 huevos

Elaboración:
Calentar el agua. Cuando rompa a hervir, agregar el ron y dejar cocer unos minutos. Después, añadir la naranja, el limón y el azahar. Tras removerlo bien incorporamos la harina, la mantequilla y los huevos y seguimos removiendo hasta que quede una masa homogénea.

Una vez tenemos la masa pasamos a freírla en pequeñas cucharadas. Es importante que el aceite esté a la temperatura adecuada (170º) para que el buñuelo se haga bien y suba y se vaya dorando. Al echar la masa se irá inflando y cogiendo forma de buñuelo. Una vez fritos, los dejamos enfriar, escurriendo el aceite, y pasamos a rellenarlos a mano con manga pastelera.


Silvia Roba es una periodista muy viajera, que ha recorrido el mundo para poder contárselo a los demás. Es responsable de contenidos de esMADRIDmagazine y coordinadora de Bloggin' Madrid. ¿Lo que más le gusta? Perderse por la ciudad. ¡Síguele la pista!


  • Recetas centenarias de la gastronomía madrileña / RCM

RECETAS DE MADRID

¡Prepáralas en casa siguiendo las instrucciones de los más prestigiosos cocineros y reposteros de Madrid! 

Si hay un plato típico en Madrid para hacer frente a las bajas temperaturas ese es el cocido, para tomar vuelco a vuelco. El restaurante La Clave nos ha dado su receta

Estamos en otoño y apetece tomar algo caliente. Damos la vuelta al mundo sin salir de Madrid para probar las mejores sopas y te descubrimos la receta de sopa de ajo de Casa Botín.

El 9 de noviembre es el día de la patrona de Madrid, la Virgen de la Almudena. Celébralo degustando el dulce que lleva su nombre. Nuestros amigos de El Riojano nos han dado la receta.

Una de las pastelerías con más historia de Madrid, La Mallorquina, nos da su receta para disfrutar del dulce con el que celebramos la llegada del mes de noviembre: los buñuelos de viento.

Un refresco de lo más veraniego y de lo más castizo de la mano del barman Diego Cabrera, de Viva Madrid y Salmón Gurú.

Los platos más castizos y típicos de las fiestas de agosto. Toma nota: tenemos, en exclusiva, la receta de las gallinejas, con su toque de fusión, del restaurante Salino.

Los churros con chocolate más famosos de la ciudad son los de la chocolatería San Ginés. ¡Descubre su receta!

Iván Sáez, chef de La Tajada, nos enseña cómo preparar en casa las patatas más típicas de los bares de Madrid  ¡Ojo que pican!

Te traemos la receta del Palentino, uno de los imprescindibles de Malasañade este pincho de bacalao frito y rebozado, el más solicitado en las tabernas madrileñas allá por el siglo XIX.

Cualquier época del año es buena para degustar uno de los platos más castizos del recetario madrileño. Prístino, casa de comidas contemporánea, nos da la receta.

El rabo de toro es el protagonista gastronómico del mes de mayo.  Juan Francisco Robles, chef del restaurante Patio de Leones, nos da su receta ¡y también algún truco! 

Si estamos en Madrid y estamos en mayo ha llegado el momento de comer las muy típicas rosquillas del santo. El Horno de San Onofre nos da su receta.

La Taberna Pedraza, en el Barrio de Salamanca, junto al paseo de Recoletos, nos da la receta de su plato más famoso. ¡Ojo! No lleva cebolla, pero sí mucho cariño.

Garbanzos, espinacas y bacalao son los ingredientes básicos de este plato, perfecto para estos días. 

Aunque soñemos con la Plaza Mayor también podemos prepararnos el típico bocadillo de calamares en nuestra casa. Jesualdo Bermejo, del restaurante Tablafinanos enseña cómo hacerlo.

Nuestros amigos del restaurante Arzábal nos dan la receta para hacer las que para muchos paladares exigentes son unas de las mejores croquetas de Madrid.

Es el dulce por excelencia de la Semana Santa, con muchos siglos de tradición y muy fácil de preparar en casa. 

  • Campaña Madrid en manos de todos. Frenar el contagio y mantener la situación bajo control depende, en gran medida, de nuestra responsabilidad individual. Proteger a nuestros mayores, vecinos y amigos está en manos de todos.
Publicidad
¡DESCÚBRELAS!
  • Si quieres descubrir las tapas de Madrid, te recomendamos algunos de los bares más destacados para disfrutar de esta experiencia culinaria por toda la ciudad.

    De tapas por Madrid
  • De tapas por Madrid
Publicidad
HAZ TU PEDIDO DESDE CASA
  • ¡Compra por teléfono u online en los mercados municipales de Madrid y recíbelo en tu casa!

    Mercados municipales de Madrid
¡REPÓN FUERZAS!
  • Una completa guía para saber cómo, cuándo y dónde disfrutar de la auténtica gastronomía en Madrid.

    Guía Comer en Madrid (PDF)
  • Guía Comer en Madrid