Chapuzón en el museo

  • Nadadores, Jávea. Joaquín Sorolla, 1905. © Museo Nacional Sorolla
    nadadores_javea_sorolla.jpg

Bloggin Madrid

Los museos son siempre un buen lugar para refugiarse, más aún si el termómetro supera los treinta grados.

En este post los exploramos a fondo en busca de las mejores playas que tiene Madrid. Nuestra primera parada es el Museo Sorolla que, en pleno barrio de Chamberí, ofrece vistas al Mediterráneo. Nadadores de Javea es uno de los muchos lienzos en los que el artista plasma con extraordinario realismo la luz del verano sobre la piel y a través del agua. Continuamos el recorrido por el Museo Reina Sofía, donde además de La nadadora de Pablo Picasso o de La pareja en la playa de Josep Togores, se conserva una obra de Nicolás de Lekuona, pionero del fotocollage en España, en la que numerosas mujeres se zambullen coreográficamente sobre un cielo que recuerda al mar.. Por Ignacio Vleming.

La siguiente parada es en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. En las salas dedicadas a la pintura expresionista alemana y al grupo de artistas de Dresde Die Brüke pueden verse varias escenas de playa realizadas por autores como Emil NoldeErich Heckel o Max Hermann Pechstein. En concreto vamos a fijarnos en un cuadro de Ernst Ludwig Kirchner que representa una cala de la isla de Fehmarn, en el mar Bátlico. El cielo, los árboles, las rocas y las bañistas tienen formas y colores irreales.

La colección Carmen Thyssen-Bornemisza incluye varias obras con el mar como protagonista. El norteamericano Edward Henry Potthast pinta con gran realismo el ambiente de las playas de Nueva York, en las que coincidirían muchos de los inmigrantes recién llegados a los EE.UU durante las primeras décadas del siglo XX. Se ha subrayado la influencia que tuvo en el artista la exposición de Sorolla organizada por la Hispanic Society en 1909.

Las playas de Saint-Malo, en Bretaña, no tenían sin embargo el mismo sabor popular. Durante la Belle-Époque se habían convertido en un lugar de veraneo para la burguesía francesa. En el museo Thyssen-Bornemisza podemos ver un cuadro de Maurice Prendergast, también norteamericano, en el que los bañistas se pierden entre las clásicas casetas a rayas. La obra, salpicado de trazos breves y manchas de color regular, podría hacernos pensar en un mosaico.

De la misma colección Carmen Thyssen-Bornemisza es esta Pastora desnuda tumbada de Berthe Morisot, una pintora que formó parte del movimiento impresionista. La pincelada suelta y el fondo difuminado, como si fuera una fotografía de época, dotan a la escena de gran naturalismo. Según explica la web del museo, la artista realizó esta obra durante su estancia vacacional en Mézy-sur-Seine, a unos cincuenta kilómetros de París. En esta ocasión se trata de una playa fluvial.

El paseo termina en el Museo del Prado, en las salas dedicadas a la pintura española del siglo XIX. Allí nos esperan cuadros como Chicos en la playa de Joaquín SorollaDesembocadura de Bidasoa de Martín Rico o los paisajes marítimos de Carlos de Haes, que muestran cómo era el mar antes de la llegada de los veraneantes. Finalmente nos detenemos delante de uno de las piezas más delicadas de toda la pinacoteca, una tablita de 13 por 19 centímetros titulada Desnudo en la playa de Portici. Esta obra de Mariano Fortuny hace visible algo muy difícil de explicar con imágenes, que es el placer de secarse al sol después del baño.


Pese a tener un apellido de origen holandés, Ignacio Vleming se considera tan madrileño como un chotis. Es periodista y poeta, y comparte en este blog rincones, curiosidades y anécdotas de la ciudad.

Sígueme en twitter en: ivleming


BLOGGIN'MADRID

Silvia Roba e Ignacio Vleming te ofrecen las mejores propuestas para que sigas disfrutando de las maravillas de Madrid

Algunos abren sus puertas desde hace siglos, otros son unos recién llegados. Pero todos estos restaurantes comparten algo. Su situación en las inmediaciones de la Plaza Mayor y la Puerta del Sol. ¡Vuelve al Centro!

 

Entre finales del siglo XIX y principios del XX se construyeron en Madrid plazas de toros, estaciones de tren, escuelas, fábricas y viviendas que hoy identificamos como ejemplos de la arquitectura neomudéjar. ¡Descúbrelas!

Numerosos talleres artesanos, tiendas y museos de Madrid han añadido a sus propuestas este nuevo complemento, indispensable ahora en nuestras vidas por motivos de salud. 

Un refresco de lo más veraniego y de lo más castizo de la mano del barman Diego Cabrera, de Viva Madrid y Salmón Gurú.

El teatro lírico español por excelencia está estrechamente vinculado a Madrid.

Los museos son siempre un buen lugar para refugiarse, más aún si el termómetro supera los treinta grados. En este artículo los exploramos a fondo en busca de las mejores playas que tiene Madrid.

  • Campaña Madrid en manos de todos. Frenar el contagio y mantener la situación bajo control depende, en gran medida, de nuestra responsabilidad individual. Proteger a nuestros mayores, vecinos y amigos está en manos de todos.
¡RESPETA LAS NORMAS!
  • Como medida de control de la COVID-19, y hasta nuevo aviso, los 3800 parques y zonas verdes de Madrid permanecerán cerrados desde las 22:00 horas hasta las 06:00 horas.

     

    Parques y jardines
  • Lago de la Casa de Campo
  • Un gran enclave lúdico y cultural, paralelo al río Manzanares, que, gracias a su renaturalización, vuelve a contar con una fauna sorprendente.

    Madrid Río
Publicidad
TE INTERESARÁ
  • Nuestra ciudad está hecha para ser descubierta a pie. Aquí te damos muchas rutas para que elijas la que más te apetece.

    Rutas por Madrid
  • Turistas Madrid
Publicidad
DESDE LAS ALTURAS
  • Disfruta de las mejores vistas de nuestra ciudad: el Faro de Moncloa, Mirador Madrid, el Templo de Debod, las terrazas del Círculo y del Hotel Riu Plaza España...

    Miradores de Madrid
  • Faro de Moncloa
Publicidad