El Paseo del Arte accesible

  • PaseoArteMuseodelPrado_1400662489.741.jpg

Hoy todos, seamos o no personas con discapacidad visual, motora, auditiva o psíquica, podemos disfrutar de El Paseo del Arte, que reúne tres de las pinacotecas más importantes del mundo. Gracias a los programas educativos del Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y el Museo Thyssen-Bornemisza, la cultura es también mucho más accesible.

 

DISCAPACIDAD FÍSICA

Los tres museos han adaptado servicios y eliminado barreras  para que las personas en silla de ruedas puedan visitar cómodamente las colecciones permanentes y las exposiciones temporales y asistir a las conferencias, conciertos y presentaciones que tengan lugar. Además ponen a disposición de los visitantes que lo soliciten sillas de ruedas y bastones.

Los vehículos de las personas con discapacidad motora pueden aparcarse en la puerta de Goya del Museo del Prado, previa solicitud 48 horas antes de la visita, en el Centro de Atención al Visitante (902 107 077). En el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) este tipo de vehículos pueden dejarse en el Muelle de Carga, siempre y cuando el usuario del servicio muestre posteriormente al vigilante la entrada del museo.

 

DISCAPACIDAD AUDITIVA

Una discapacidad auditiva no impide participar en muchas de las actividades que tienen lugar en los tres museos del Paseo del Arte.

El Museo Nacional del Prado organiza todos los meses conferencias e itinerarios didácticos con intérpretes en lengua de signos española. Además facilita equipos amplificadores de audio (sistema FM) para que los visitantes que lo soliciten puedan asistir sin problema al resto de actividades. Cabe destacar que en el auditorio existe una zona habilitada desde donde quienes tengan prótesis auditivas (audífonos y/o implantes), al seleccionar la posición T de su dispositivo, pueden seguir sin problema el evento.  

En el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía también se organizan periódicamente visitas guiadas en lengua de signos española. Para facilitar que las personas con discapacidad auditiva puedan participar en el resto de actividades del museo, se ofrecen lazos de inducción magnética y, a quién lo solicite con 15 días de antelación, un intérprete de lengua de signos española. Otra opción son las signo guías, con comentarios subtitulados y en lengua de signos española, que el museo presta gratuitamente.

También el Museo Thyssen-Bornemisza ofrece a sus visitantes con discapacidad auditiva signo guías con subtítulos y en lengua de signos española, que además pueden consultarse en su página web.

 

DISCAPACIDAD VISUAL

El MNCARS y el Museo Thyssen Bornemisza han desarrollado varios programas de sensorialización para que las personas con discapacidad visual puedan disfrutar de sus exposiciones permanentes y temporales.

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía tiene programada la visita táctil Museo a Mano que acerca a las personas con discapacidad visual la revolución del concepto de escultura surgido en el siglo XX. Además se pueden realizar dos visitas especialmente orientadas a este colectivo: Dalí. Historia y mito y Surrealismo: sueño y poesía.

 

DISCAPACIDAD INTELECTUAL

Para que todos podamos disfrutar del Paseo del Arte, los tres museos organizan actividades dirigidas a grupos de personas con discapacidad intelectual.

Tanto el Museo Nacional del Prado como el MNCARS proponen una primera sesión en los centros ocupacionales o de educación especial y otra sesión en el propio museo. Por su parte el Museo Thyssen-Bornemisza provee a los educadores de material específico para que preparen la visita.

IMPRESCINDIBLE

¡Los diez lugares que no te puedes perder en tu primera visita!

Todas las guías y folletos que facilitarán tu visita a nuestra ciudad y te permitirán disfrutar al máximo de la misma.

Publicidad