Noche: Malasaña - Triball

  • mejorNOCHE_MalasanaRitmos_1406624059.476.jpg
  • Café comercial
    cafe_comercial_prensa_3.jpg
  • coconut bar
    coco.jpg

Da igual la hora, Malasaña siempre parece estar animada. Puede ser el lugar tranquilo para empezar la noche o el último bastión para los que bailan hasta el amanecer. En pleno corazón de la ciudad, a un paso de la célebre Gran Vía, bares, pubs y discotecas de todo tipo abren sus puertas a cualquiera que quiera divertirse toda la noche.

Hoy deambulan por sus calles gentes de todo tipo. Predominan los treintañeros con gustos musicales entre el rock y el indie, pero no falta oferta para quienes busquen sonidos más electrónicos o pop. Todo cabe en Malasaña.

Malasaña sobrevive y evoluciona desde hace décadas en un impredecible tira y afloja entre garitos legendarios y nuevas salas de diseño. Entre los clásicos incuestionables, salas como La Vía Láctea, El Penta o El TupperWare forman un triángulo que ya es patrimonio de la cultura popular madrileña. No menos transitados son otras salas de la zona como BarCo, el Café La Palma, San Mateo Seis, Madklyn, El perro de la parte de atrás del coche o el trasnochador Wharf 73, hermano pequeño del trepidante Wurlitzer Ballroom​ y una de esas salas a las que peregrinan de madrugada quienes no quieren volver a casa antes de las 6 de la mañana. Y si buscas algo un poco más excéntrico, date una vuelta por Coconut o El Fabuloso.

Junto a estos locales emblemáticos, otras salas más recientes y con ambientes más sofisticados conquistan su propio espacio, por ejemplo al ritmo del hielo en la coctelera, un eco que lleva años propagándose por el barrio. Las barras de Santamaría, 1862 Dry BarCasa del Pez o Martínez Bar ofrecen cócteles para quienes quieren algo más tranquilo y sofisticado.

También son piezas esenciales de este barrio sus viejos y no tan viejos cafés, una opción habitual para empalmar la tarde con la noche. Son legendarios el Café Manuela, con juegos de mesa a disposición del público, el Café Ajenjo, uno de los más antiguos de la zona, o el Café de Ruiz, cuyas tartas de chocolate o zanahoria son de las mejores de la ciudad. Junto a estos viejos y encantadores cafés, se abren o renuevan otros locales, cada vez más versátiles, donde la noche puede empezar con un café, una tapa o una copa según las prisas; algunas opciones muy celebradas: el resucitado Café Comercial, La Bicicleta, quintaesencia de lo hipster, o La Paca, son buenas opciones.

 

TE INTERESARÁ

Princesa es una de esas zonas donde renovarse es posible gracias al aire juvenil de su vida nocturna.

El barrio es uno de los más animados para salir por la noche en Madrid. Locales ya legendarios se mantienen junto a salas de fiesta en una zona de referencia LGTBI que siempre está abierta a la diversión y al respeto.

El Barrio de Salamanca deslumbra de noche y ofrece una atmósfera sofisticada con la que dejarse llevar por la elegancia.

El Barrio de Las Letras no descansa ni un día de la semana. Aquí encontrarás tu plan, sean cual sean tu edad, tu estilo de música predilecto o tu hábito de ocio favorito.

  • Disfruta de la noche madrileña en cualquiera de los locales de la Asociación de Salas de Música en Directo La Noche en Vivo.

    Música en Vivo
Publicidad
  • Relajarse tomando una copa, bailar toda la noche o disfrutar de una pieza de teatro es posible en Madrid. Déjate llevar y escoge tu estilo.

    Noche Madrid

PRODUCTOS OFICIALES

Vistas panorámicas a 92 metros

El bus turístico de Madrid

¡Regístrate y disfruta de la ciudad con atractivos descuentos en más de 150 planes!