Triball: caprichos y cuidado personal

  • Triball_scalrly_1423757796.094.jpg

Un barrio emergente, que en los últimos tiempos ha resurgido con un gran impulso cultural y social. Triball ofrece una propuesta comercial con multitud de posibilidades en moda y complementos, ocio y restaurantes, bienestar y belleza, junto a un abanico de cocinas del mundo muy interesante.

El Triángulo de Ballesta (Triball) conforma un área comercial diferente, desenfadado, funcional y práctico. Ubicado muy cerca de la Gran Vía, este 'triángulo' está delimitado por las calles Ballesta, Valverde, Desengaño, Corredera Baja de San Pablo, Barco y Plaza Soledad Torres Acosta (apodada 'plaza de la Luna'), formando así una zona triangular que da nombre al eje. Triball se ha reinventado con la aparición de diferentes espacios dedicados a la cultura, la moda, la restauración y las compras de todo tipo.

Firmas y diseños a medida

Entre edificios y construcciones emblemáticas de la historia del barrio, como las parroquias de San Martín y de San Ildefonso, instituciones como la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, o el legendario Teatro Lara, florece una vida comercial contemporánea, en la que diseñadores emergentes se alternan con marcas más consolidadas.

Junto a la ropa de Dolores Promesas, Deffort, Kling o Monkey Garden se puede optar por los últimos modelos de calzado deportivo de Consuela o la gran variedad de zapatos de vestir de Cuplé. Para ocasiones especiales, en los establecimientos de Carlos Castro –especializado en tocados– y Miguel Crespí –vestidos de novia– la costura a medida ocupa un lugar preferente.

Bienestar y belleza

El cuidado personal tiene también un peso importante en la zona. Gimnasios, peluquerías, espacios de cosmética…no faltan en Triball. Siempre alejados de lo convencional, del estilismo de José Navarro Studio podemos pasar al Gymade Lounge Resort, que además de su zona fitness cuenta con una estupenda terraza en su planta superior con amplia carta de cocktails, batidos y cafés.

Cocinas del mundo

El barrio en el que vivió Ramón Gómez de la Serna (“apasionado” vecino como él mismo se identificaba) y en el que Max Aub situó una de sus novelas (titulada 'La calle de Valverde'), también permite realizar un largo viaje a través de sus restaurantes. Porque se puede disfrutar de cocina china, mediterránea, argentina, libanesa, mexicana, ecuatoriana, italiana, con los sabores de Cerdeña del Aiò, el takeaway alemán Senf e incluso visitar una de las creperías más antiguas de Madrid: la Creperie Ma Bretagne.

Los multiespacios culturales, donde la oferta gastronómica se une a las artes, también son uno de los puntos fuertes de este eje comercial. La Realidad –calle Corredera Baja de San Pablo– o Microteatro por dinero –calle Loreto y Chicote– son algunos de estos espacios que ofrecen cursos de formación, exposiciones, música, diseño, literatura o teatro intimista. Los aficionados al arte encontrarán en la galería Espacio Valverde propuestas interesantes y los fans del cómic harán lo propio en Generación X.

IMPRESCINDIBLE

¡Los diez lugares que no te puedes perder en tu primera visita!

Todas las guías y folletos que facilitarán tu visita a nuestra ciudad y te permitirán disfrutar al máximo de la misma.

Publicidad

PRODUCTOS OFICIALES

Vistas panorámicas a 92 metros de altura

El bus turístico de Madrid

Tu tarjeta turística