Servicios

poner en marcha una empresa

Principales claves y consejos para iniciar una actividad empresarial: desde las orientaciones básicas y los primeros pasos hasta el plan de negocio y los tipos de fórmulas jurídicas.


Una orientación básica

La capital de España es un referente económico incuestionable y un lugar de paso obligado para las empresas de otras provincias que quieren hacer crecer su negocio. Consciente de su potencial de desarrollo económico, Madrid está haciendo un gran esfuerzo desde el punto de vista local y regional para apoyar la creación y consolidación de empresas. Muestra de ello es, por ejemplo, la creación de la Licencia Única de Actividad Económica (LUAC), que simplifica el procedimiento de concesión de todas las licencias que se solicitan en el Ayuntamiento de Madrid y, por tanto, acorta los plazos de inicio de la actividad empresarial.

Cualquier empresario o emprendedor que quiera iniciar un negocio en Madrid dispone de varios puntos de referencia donde acudir en busca de orientación: consulta cuáles son estas entidades.


Los primeros pasos 

Cuando se quiere crear una empresa, pero no se tiene claro hacia qué actividad enfocarla, los expertos en asesoramiento de emprendedores recomiendan tres posibles vías de inspiración:

   1. Informarse sobre la posibilidad de abrir una franquicia
   2. Hojear las revistas especializadas donde se cuentan casos de éxito de pequeños empresarios.
   3. Estar al tanto de los informes económicos que dan pistas sobre yacimientos de empleo con potencial de crecimiento. Un informe elaborado por las Cámaras de Comercio apunta a los servicios a domicilio, atención a la infancia y los de gestión del agua como los que tienen en Madrid un potencial de desarrollo superior a la media nacional.

Una vez definida la idea y un plan inicial sobre cómo llevarla a cabo, lo recomendable es acudir a alguno de los servicios de consultoría que gratuitamente le asesoran sobre el grado de maduración de su proyecto, el plan de negocio y las posibilidades de recurrir a financiación ajena. Una vez completados estos pasos, le guiarán en la tramitación de los documentos para la constitución y puesta en marcha.


El plan de negocio

El plan de negocio o memoria del proyecto no es un requisito obligatorio para constituir una empresa, pero sí puede ser exigido por algunas instituciones para conceder créditos o subvenciones. La Cámara de Comercio recomienda realizar una memoria por tres razones:

   a) Sirve para reflexionar si se tiene claro el proyecto.
   b) Utilidad interna: Permite analizar la viabilidad práctica y la rentabilidad de la actividad.
   c) Es una carta de presentación de cara a entidades financieras o posibles accionistas.

La estructura básica de un plan de negocio es una presentación seguida de pequeños subplanes por áreas.


Tipo de fórmulas jurídicas

A la hora de elegir una u otra fórmula jurídica para la empresa deberá tener en cuenta de qué actividad se trata, la responsabilidad que están dispuestos a asumir los impulsores del negocio, el capital social necesario y los aspectos fiscales.

Según los datos registrados en la Ventanilla Única de Madrid, el 60% de las empresas que se constituyen lo hacen bajo la fórmula de empresarios autónomos y un 30% son sociedades mercantiles (limitadas en su práctica totalidad).

Estas son las fórmulas más comunes.


Una ciudad en crecimiento