Servicios

Los pasos administrativos a seguir a la hora de poner en marcha una empresa

Los principales trámites y cómo constituir una empresa de forma electrónica


Dónde acudir

La mejor vía para realizar los trámites administrativos necesarios es acudir a la Ventanilla Única Empresarial (C/ Ribera del Loira 56 - 58), donde se pueden realizar de forma centralizada todos los trámites administrativos, ya que cuenta con representación de los organismos e instancias locales, regionales y estatales.

Otras vías de tramitación son acudir personalmente a los distintos organismos o contratar los servicios de una gestoría. En un mismo lugar podrá gestionar el CIF, el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), la inscripción de la empresa, el alta de los trabajadores en la Seguridad Social, la comunicación de apertura y licencias municipales de obra y actividad, entre otras. El tipo de Sociedad Limitada Nueva Empresa tiene la posibilidad de realizar los trámites de manera electrónica. 

Principales trámites

Los trámites básicos para el inicio de una actividad empresarial en Madrid son:

A. Procedimientos de constitución (excluidas las sociedades sin personalidad jurídica).

1. Solicitud de la denominación social. Registro Mercantil Central (C/ Príncipe de Vergara, 94. Tfno: 916631252).

2. Redacción de la escritura de constitución. Incluye los estatutos y relaciones jurídicas que imperarán en el seno de la sociedad.

3. Solicitud del Número de Identificación Fiscal (NIF). Dirección General de Tributos de la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid.

4. Notario. Acudir al notario para elevar a pública la escritura de constitución.

5. Impuestos. Liquidar el Impuesto de Transmisión Patrimonial y Actos Jurídicos Documentados en la Dirección General de Tributos de Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid.

6. Registro Mercantil. Inscribir el título del notario y la liquidación del impuesto en el Registro Mercantil.

7. Contabilidad. Legalización y sellado de los libros de contabilidad en el Registro Mercantil.

B. Trámites de puesta en marcha.

1. Declaración censal y alta en el Impuesto de Actividades Económicas. Se tramita en la Agencia Tributaria del Ministerio de Hacienda.

2. Seguridad Social. Inscripción de la empresa. Alta del empresario autónomo o de los trabajadores en el régimen que corresponda. Conseguir el número patronal.

3. Ayuntamiento. Licencias de apertura y de licencia de obra. Estos son los más básicos. Dependiendo del tipo de actividad puede haber otros trámites, como alta en la tasa de basuras, en el registro industrial, en el registro de marcas, patentes y nombres comerciales. El proceso se ha simplificado mucho con la puesta en macha de la Licencia Única de Actividad Económica (LUAC).

4. Dirección General de Trabajo de la Consejería de Industria de la Comunidad de Madrid. Comunicación de apertura del centro de trabajo. Dependiendo del tipo de actividad habrá que acudir a registros de distinto tipo y pedir otras autorizaciones específicas. 


Constitución de una empresa de forma electrónica

El procedimiento se realiza a través de los Puntos de Asesoramiento y de Tramitación (PAIT) situados en las ventanillas únicas empresariales. Todas las conexiones se gestionan a través del Centro de Inscripción, Registro y Creación de Empresas (CIRCE) de la Dirección General de Política de Pymes.

Los pasos necesarios son:

1. Cumplimentar el documento único electrónico. Se realiza mediante el programa informático Pacdue en el PAIT. Se genera la razón social de la nueva empresa.

2. Cita con el notario, que elige el empresario. Se concierta electrónicamente a través del Pacdue. Se imprime un documento con los pagos iniciales (desembolso de capital, honorarios e impuestos).

3. Reserva en el Registro Mercantil. El programa informático realiza la reserva de la razón social en el Registro Mercantil Central. Éste reenvía los documentos para presentar ante el notario.

4. Generación de la escritura. El programa envía al notario todos los documentos para que los firme una vez que compruebe que se ha realizado el desembolso del capital social.

5. Solicitud del Número de Identificación Fiscal (NIF) provisional. El notario envía los documentos a la Administración Tributaria y ésta envía el NIF provisional al notario.

6. Impuestos. Pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados de modo telemático o presencial.

7. Solicitud de inscripción en el Registro Mercantil provincial. Con el NIF y los pagos verificados, el notario solicita la inscripción de la empresa en el Registro Mercantil provincial.

8. Solicitud de alta en la Seguridad Social. Se realiza también a través del notario. Los datos se envían a la Tesorería General para inscribir a la empresa y generar su código de cuenta de cotización. También se daría de alta y se afiliaría a los trabajadores. El Registro Mercantil provincial califica la escritura, efectúa la inscripción y devuelve los datos al CIRCE, que los reenvía al notario y a la administración tributaria.

9. Escritura definitiva. El notario genera, con todos los documentos del registro, la escritura definitiva.

10. NIF definitivo. Con la escritura definitiva, el notario solicitará el NIF a la administración tributaria. Ésta envía el documento definitivo al CIRCE con acuse de recibo y los mismos documentos al domicilio social de la sociedad.