Servicios e información turística

Publicidad

información turística

NAVIDAD en Madrid

Madrid puede presumir de tener muchas fiestas con las que alegrar sus calles y recibir a la gente que viene a visitarnos, pero pocas son las que contagian tantas zonas de Madrid como la llegada de la Navidad.

A finales de noviembre, con el encendido de las luces creadas por algunos de los mejores diseñadores españoles, empieza la magia en la ciudad. Las calles se visten de gala, los árboles recuerdan a los abetos decorados y las tiendas y mercadillos se preparan para las compras de regalos.

Para conocer todo lo que ocurre en estas fechas, puedes empezar por acercarte a la Plaza Mayor. Aquí, el mercadillo navideño más famoso de la ciudad se llena de puestos donde comprar figurillas artesanas para el Belén, adornos para la casa e incluso el típico árbol con toda la decoración de bolas, luces y guirnaldas que puedas imaginar.

Desde este punto arrancan además las Visitas Guiadas Oficiales con las que todos, incluidos niños y personas con alguna discapacidad (auditiva, visual,  física o intelectual) pueden conocer la historia de los belenes, las tradiciones, los dulces y los rincones especiales de Madrid que esperan para desvelar sus secretos a los visitantes.

 Belenes, compras, deporte, las uvas y los Reyes

El Ayuntamiento suele organizar exposiciones de belenes en sus sedes donde puedes admirar composiciones y maquetas que recuerdan la historia de la Navidad cristiana desde la salida de María y José, hasta la adoración de los Reyes Magos en el portal.

Este año CentroCentro acoge (hasta el 2 de febrero de 2014) el Belén de Salzillo, considerado el más importante del arte barroco español. Fue realizado en el último cuarto del siglo XVIII a raíz de un encargo del noble Jesualdo Riquelme al maestro Francisco Salzillo (Murcia, 1707-1783), uno de los escultores barrocos españoles más destacados. Es el referente de belén de Misterios de tradición española, donde los grandes protagonistas del relato son los episodios evangélicos y donde también aparecen escenas costumbristas que retratan la sociedad del momento.

Si lo que te gustan son las compras , la zona centro entre Sol, Gran Vía, la Plaza Mayor y Callao, tiene un gran surtido de tiendas en las que hacernos con todo lo que esté en las listas de regalos. Además, los pajes reales y Papa Noel recogerán las peticiones de los pequeños de la casa y luego pueden entretenerse con el espectáculo Cortylandia en la entrada del Corte Inglés de la calle Maestro Victoria.

La diversión sin embargo no acaba aquí ya que en algunas plazas de la ciudad se montan pistas para patinar sobre hielo y en otras, mercados como el de la Plaza de Jacinto Benavente, Santa Cruz o Plaza de España, con muestras de artesanía o disfraces. Además bajo el epígrafe Ciudad de los Niños se reúnen aquellas iniciativas dirigidas a los más pequeños.

Cabalgata de Reyes. Navidad en Madrid.Y cuando llega el fin de año dos citas ineludibles esperan en Madrid. Por la tarde, el deporte toma la delantera con la San Silvestre Vallecana , una carrera con más de 30 años de historia que cada vez cuenta con más adeptos tanto en la carrera popular como en la profesional.

Por la noche sin embargo la protagonista es la Puerta del Sol que se convierte en el epicentro de la Nochevieja para todo el país. Es el lugar perfecto para recibir el nuevo año y comer las uvas de la suerte al son de las doce campanadas que marca el reloj de la Real Casa de Correos. Después comienzan las fiestas en los diferentes locales de la ciudad donde las celebraciones se alargan hasta la mañana siguiente.

Fiestas, tradiciones, decoraciones, y cómo no, gastronomía, porque si hay algo típico de la navidad es la comida y en especial, los dulces. Para rematar una navidad perfecta, comparte un roscón de reyes, un poco de turrón o polvorones antes o después de la tradicional cabalgata de Reyes del día 5 que recorre toda la ciudad. El mejor postre para una navidad inolvidable en Madrid.