La vida nocturna del Madrid de Las Letras

  • NOCHEBarriodeLasLetrasCafeCentral_1404291004.029.jpg

Arteria principal del Barrio de Las Letras, la calle Huertas tiene grabada en sus adoquines algunos de los versos más célebres de la literatura de los siglos XVI y XVII, en honor a vecinos ilustres como Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Francisco de Quevedo o Luis de Góngora. Ese espíritu de barrio lúdico en el que abundaban tabernas y fondas sigue hoy vivo. 

El Barrio de Las Letras es uno de los puntos de referencia de la noche madrileña ya sea porque cualquier día de la semana sin excepción es posible encontrar ambiente entre sus calles, como por la diversificada oferta de estilos musicales presentes.

Jazz, flamenco, indie y pop y rock de temporada convierten a esta zona en una de las más concurridas para los noctámbulos de todas las edades, muy popular entre la comunidad de estudiantes extranjeros e incluso entre rostros conocidos del teatro y la televisión.

La naturaleza prácticamente peatonal de gran parte de sus vías –Calle Huertas y adyacentes– hacen de la zona un lugar cómodo para salir de noche. El característico trazado antiguo de calles estrechas y, en ocasiones, un tanto laberínticas del Barrio de Las Letras no resulta un problema a la hora de encontrar el establecimiento deseado, ya que es raro el local que no cuenta con personal de relaciones públicas que informa al viandante de ofertas en primeras consumiciones y tipo de ambiente de los respectivos pubs.  

Locales nocturnos

Partiendo de la Plaza del Ángel, una parada de referencia es el Café Central, un espacio emblemático donde el jazz lleva más de tres décadas siendo el protagonista y que se ha ganado a pulso un nombre propio en el ranking de clubs europeos dedicados a este estilo musical. Con una programación diaria de 21:00 a 23:00 horas, en el Central es posible reservar ubicación antes del concierto, en torno al piano de cola que preside el escenario. Dejarse llevar por el ritmo del saxo y del blues o el soul, en la misma calle Huertas, es también posible en La Fídula, otro buen embajador de este tipo de sonidos junto al Populart, que se distingue por su apuesta por jóvenes promesas y figuras del jazz nacional, además de artistas más consagrados.

Cervecerías y restaurantes custodian ambos laterales de la Plaza de Santa Ana, donde el Teatro Español –cuyos precios más que moderados aseguran siempre una elevada afluencia de público– comparte protagonismo con la fachada blanca inmaculada del Hotel ME Madrid Reina Victoria, heredero del antiguo ‘hotel de los toreros’ –hospedaje de las figuras del toreo que décadas atrás visitaban la plaza de toros de Las Ventas– y que hoy cuenta con una acogedora terraza contemporánea desde la que se obtienen unas espectaculares vistas de la ciudad.     

A medida que descendemos por Huertas y, nada más pasar la Plaza de Santa Ana, a la izquierda, en la Calle Echegaray, el flamenco toma la palabra en el tablao del Cardamomo, una de las salas más populares de Madrid. En la misma zona se alternan discotecas y locales todoterreno como el Carbones 13, de decoración retro y afamado por su arte en la preparación del gin-tonic.

Al otro lado de la Calle Huertas se ubica la Plaza Matutes, con locales de varios estilos que ofrecen sus propias sesiones DJ y, en ocasiones, se convierte en punto de encuentro de representantes de las artes escénicas.

El Barrio de Las Letras es uno de esos centros neurálgicos de la vida nocturna de la capital en el que se conjuga a la perfección el aire bohemio de antaño y la pervivencia de los sonidos clásicos con las más modernas tendencias musicales. 

 

IMPRESCINDIBLE

¡Los diez lugares que no te puedes perder en tu primera visita!

Todas las guías y folletos que facilitarán tu visita a nuestra ciudad y te permitirán disfrutar al máximo de la misma.

Publicidad

PRODUCTOS OFICIALES

Vistas panorámicas a 92 metros de altura

El bus turístico de Madrid

Tu tarjeta turística